¿Cómo puedo mejorar las finanzas de mi empresa?

15 noviembre 2017

Los problemas financieros no suceden únicamente por la dificultad para retener clientes o por una mala gestión de los gastos y esfuerzos dedicados al cuidado de las fuentes de ingreso. De hecho, otros apartados relacionados con el funcionamiento adecuado de la empresa pueden garantizar un aumento de los beneficios.

A continuación detallamos algunos asuntos que los departamentos financieros deben tener en cuenta con la misma atención que la pérdida de clientes para mejorar las cuentas empresariales:

Reducir gastos

Aunque parezca una obviedad, hay muchos directivos que hacen malabares con los números para tratar de reducir al máximo los costes generados por los diferentes departamentos de la empresa sin detectar cuáles son los principales focos que permiten una mayor reducción de costes:

-busca gastos deducibles de empresa como los consumos de explotación, gastos de investigación y desarrollo, algunos tipos de IVA…

-negociar con proveedores para lograr gastos de aprovisionamiento optimizados y, a ser, posible, que sean tus proveedores los que gestionen el stock.

reduce las horas extraordinarias que dedican los empleados o compénsalas con tiempo libre. Si aún así siguen siendo imprescindibles los trabajadores, deberías plantear aumentar la plantilla porque puede ser más beneficioso que pagar horas extra a muchos trabajadores que, además, estarán descontentos por tener que alargar su jornada laboral.

Optimiza la tesorería

Algo tan sencillo como poder disponer de un calendario donde se señales las previsiones de las necesidades y pagos de la empresa a lo largo del año permite elaborar una estrategia anual que permitirá ahorrar e invertir en lo realmente necesario.

-Mejora el flujo de caja con servicios de contabilidad online para agilizar el trabajo y reducir las tareas.

-Ajusta las previsiones sobre pagos y cobros a lo largo del año de forma estratégica para evitar las puntas de tesorería y problemas de liquidez en momentos cruciales del año y ajustar los tiempos de vencimiento de pagos a proveedores y la rotación del inventario.

Alquila todo aquello que pueda quedarse obsoleto o desactualizado en pocos años y especialmente aquello que no sepas si vas a necesitar a largo plazo.

Deja de depender de los bancos

A pesar de la importancia de la financiación bancaria, trata de conseguir el mayor número posible de fuentes de financiación para no depender 100% de las políticas monetarias. De esta forma, contarás con una estrategia de contención de riesgo de las empresas para poder dirigir el capital según las necesidades puntuales de la empresa y que te permitirá conseguir mejores condiciones de financiación y ofertas de productos bancarios.

Hazte con las riendas del riesgo financiero

El riesgo financiero es inevitable, por lo que se hace imprescindible controlar al máximo posible la rentabilidad de cada gestión en función de la información disponible y estudiando los contratos para no olvidarse de las comisiones ocultas, así como medir los resultados de cada operación y tener un pool financiero lo más amplio posible para incrementar la seguridad del capital.

Si tienes en cuenta estas claves para mejorar las finanzas de la empresa y no caes en los 5 errores más comunes que se comenten a la hora de plantear las estrategias financieras que explicamos en nuestro post anterior, lograrás disponer de una estrategia sólida sobre la que sustentar las finanzas de la empresa.

Comparte este artículo
CTS-Perubases-datos-colombia
¿Necesitas ayuda? / Need help?

¡Escríbenos! / Contact us!

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt