Digitalización y Big Data en Grandes Empresas

19 enero 2018

Las grandes empresas no pueden evitar afrontar la digitalización e incorporar las nuevas tecnologías si desean cumplir las exigencias que marca el mercado, aumentar el nivel de competitividad, optimizar los procesos internos y mejorar el servicio haciéndolo más fluido y rápido, transparente y económico para el cliente final.

Las mejoras obtenidas por reducción de tiempos de procesamiento, incremento de la seguridad y confidencialidad o reducción de costes hacen que trabajar con soluciones de intercambio electrónico de datos en las relaciones B2B sea una ventaja competitiva y que cada vez más empresas lo tengan en cuenta a la hora de elegir a sus partners.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que un sistema interno correctamente integrado no permitirá a la empresa obtener estadísticas reveladoras si ésta no es capaz de manejar los volúmenes del Big Data, desechar los datos que no son útiles y detectar los indicadores interesantes para la organización. El Big Data se usa para explorar y descubrir información de valor añadido allí donde nunca antes se podía llegar por incapacidad tecnológica, de procesamiento y dificultades técnicas.

El problema de manejar ingentes cantidades de datos reside no solo en riesgos de ciberseguridad, sino en incapacidad de almacenamiento de la información. Por eso, el Cloud Computing se postula como una de las tendencias de 2018 más importantes para la gestión de grandes empresas. El mantenimiento de los datos y procesos corporativos en la nube digital permite reducir los costes y dotar a los sistemas tecnológicos de mayor agilidad y flexibilidad. La realidad impone que en escenarios complejos sea imprescindible contar con una plataforma cloud como Azure que permita consolidar e integrar todas las nuevas ideas de innovación. Se caracteriza por realizar copias de seguridad en la nube, en numerosas ocasiones resultan insuficientes para las empresas ya que necesitan almacenar grandes cantidades de datos que no pueden guardar. Por lo que resulta un plataforma fundamental a la hora de asegurar la disponibilidad de los datos.

Miguel Ángel Sacristán, Director de Operaciones de excelia, apunta a que “en el momento actual, los proyectos se desempeñan de manera más profesional y con mayor experiencia por parte de las empresas optimizando recursos, lo que permite también una rápida adopción de las herramientas dentro de las compañías y un ahorro de costes”.

Al fin y al cabo, el objetivo de las grandes empresas en 2018 debe acercarse a la metodología Business Intelligence mediante la incorporación de innovaciones tecnológicas que permitan revolucionar el know-how del grupo. Por ejemplo, la Inteligencia Artificial, el Internet de las Cosas o los chatbots que se están incorporando masivamente a los servicios de atención al cliente pertenecen al denominado software inteligente que formará parte de las operaciones diarias empresariales.

Comparte este artículo
GDPR-ciberseguridadtecnologia-internacionalizacion-empresarial
¿Necesitas ayuda? / Need help?

¡Escríbenos! / Contact us!

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt