Las Empresas del Futuro: Gestión de Equipos

06 agosto 2015

Las empresas del futuro, llevarán una política de gestión de equipos en la siguiente dirección:

  • Jerarquía Vertical y Horizontal: Se abandonará el concepto de líder departamental, enfocándolo a un responsable de departamento con trabajadores líderes de su propio trabajo, autónomos de sus tareas. Es decir, cada empleado tiene una cierta autoridad de su trabajo, es capaz de organizarse para conseguir los objetivos fijados y organizarse sus propias tareas. El responsable supervisará el trabajo realizado, orientará al grupo.
  • Flexibilidad Tiempo/Espacio: Orientación del trabajo en base a proyectos, objetivos y no tanto a horarios fijos. Los empleados se motivan más cuando su trabajo se enfoca a la consecución de objetivos,  en lugar de únicamente cumplir su horario de x horas diarias. El equipo necesita una cierta flexibilidad horaria, empleados que por cuestiones de productividad, empiecen su jornada a las 8 en lugar de las 9, puedan en ciertos momentos trabajar desde cualquier punto, facilidades para que estos puedan desarrollar su trabajo fuera de la oficina.
  • Confianza: Este aspecto es básico para llevar a cabo el anterior punto sobre flexibilidad de tiempo/espacio.  La compañía ha de confiar ciegamente en sus empleados, facilitar autonomía, capacidad para realizar libremente su trabajo. Muchas empresas han controlado a sus empleados de forma rígida sin obtener buenos resultados, en lugar de eso, la clave es mantener una duración duradera de mutua confianza.
  • TeamBuiding: Hay que trabajar la cultura de equipo, evitar la fijación de equipos únicamente por departamento. La compañía ha de trabajar de forma conjunta trabajando en una misma dirección, con equipos de trabajo multidisciplinares orientados a las necesidades de los clientes.
  • Comunicación Bidireccional: Muchas empresas se pierden toda la información que pueden ofrecerles sus empleados. Hay que tratar de crear varios canales, que estos canales se utilicen para comunicar información relativa a la empresa pero que la empresa a su vez, escuche la información de proviene de sus empleados.
  • Repartición de Trabajo:  Se trata de medir bien las cargas de trabajo de cada empleado, valorar en que casos hay tareas que merece la pena externalizar, contratar servicios profesionales. Es preferible no sobrecargar a los empleados con demasiado trabajo y si no se desea contratar en plantilla a más empleados una solución idónea es externalizar esas partes.

En conclusión, las empresas del futuro, deberán cuidar de sus clientes pero también de su equipo, buscar un equipo más autónomo, en el que pueda confiar.,un equipo autosuficiente que sea capaz de organizarse.

Para ser una empresa excelente hay que trabajar la excelencia en cada uno de los eslabones que componen la empresa.

Comparte este artículo
¿Necesitas ayuda? / Need help?

¡Escríbenos! / Contact us!

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt