ERP: Factores para elegir el más adecuado

03 octubre 2017

El ERP de una compañía es uno de los valores diferenciales clave y que influyen en el nivel competitivo de la empresa de manera determinante, por lo que es de vital importancia dedicar tiempo a escoger el más adecuado y el que permitirá solventar las necesidades del negocio lo mejor posible.

Por ello, hemos recopilado los principales factores que hay que tener en cuenta a la hora de escoger una solución ERP y los hemos listado desde el más importante hasta el menos importante:

Mantenimiento: La implantación de un ERP no es baladí y, por lo general, suele ser un programa que va a permanecer en la organización con vistas a largo plazo, de modo que es tan importante el uso diario que proporcione como contar con un mantenimiento profesional, rápido, que tenga en cuenta las nuevas actualizaciones y que se amolde a las necesidades de la empresa contratante. Además, por regla general la empresa que se encargará del mantenimiento del ERP suele ser también la que lo implante en la organización y la que deberá asegurarse de que no se produzcan pérdidas de datos, paralización del sistema de trabajo, etc. Al final, esta compañía será un socio importantísimo para la empresa con ERP y es importante escoger tanto el programa adecuado, como un consejero de fiar, con experiencia en proyectos similares y que nos dé garantías de que va a ser constante durante el proyecto.

Facilidad de uso: Muchas empresas se dejan deslumbrar por programas que prometen posibilidades casi infinitas sin reparar en que la mayoría de esas funcionalidades no las van a utilizar nunca y, lo que es peor, que la acumulación de tantas características ha generado un ERP apto solo para expertos y difícil de manejar para la mayoría de la organización, por lo que la mayoría de las funcionalidades se quedarán sin utilizar y dificultarán el uso del resto de características básicas. Lo más recomendable es evaluar las necesidades de la organización y dimensionar el sistema, por ejemplo, con modelos escalables de ERP o, en función del sector en el que trabaje la empresa, modelos especialmente diseñados para determinados sectores como el aeroportuario.

Analítica que incorpora: Una máxima de cualquier acción empresarial es medir y optimizar en función de los resultados conseguidos, de modo que no nos sirve de mucho un ERP maravilloso que no nos permite conocer los resultados de las acciones realizadas con él. A la larga, un ERP sin un apartado de analítica o con datos de análisis ineficaces o escasos para las necesidades de la empresa supondrá un gasto extra en la contratación de nuevas soluciones analíticas o profesionales de los datos.

Coste: A la hora de hacer la comparativa de precios entre ERPs, hay que tener en cuenta que al coste de la solución informática hay que sumar la compra de licencias, el mantenimiento, soporte y actualización del ERP, la incorporación de módulos en los ERPs modulares, etc. En este sentido,  hay que tener cuidado porque la solución más barata puede acabar siendo cara al empezar a sumar gastos imprevistos.

Estos factores son una guía básica para que los directores financieros participen en la elección del ERP pensando en proporcionar un crecimiento a largo plazo de la empresa con una visión más global y a largo plazo de la situación de la empresa.

La respuesta de excelia al SIIpowerbi-inteligencia-artificial
¿Necesitas ayuda? / Need help?

¡Escríbenos! / Contact us!

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt