Impuesto de renta en los dividendos y participaciones

05 abril 2019

La Ley de financiamiento 1943 de 2018 trajo consigo una serie de modificaciones que afectaban de forma directa a los impuestos sobre los dividendos y participaciones de todas las sociedades nacionales y extranjeras así como de las personas físicas tanto residentes como no residentes o por las llamadas sucesiones no líquidas.

Cada uno de estos casos particulares tendrá su importe aplicable por lo que es importante que cada sujeto en cuestión conozca su situación y de manera más especial la nueva aplicación de retención en los dividendos.

Para todos aquellas sociedades nacionales, el nuevo art. 242-1 del Estatuto Tributario, añadido a través del artículo 50 de la Ley de Financiamiento 1943 de 2018, indica que la distribución de aquellos rendimientos que se consideren ingresos no constitutivos de renta, ni ganancia ocasional tendrán una retención del 7,5% deducible en la declaración de la renta de las personas físicas  siempre que sea residente o inversionista residente en el extranjero. Vendría a ser el equivalente a un descuento tributario en la propia renta del accionista proporcional a su porcentaje en participaciones.

Para el caso en el que tales dividendos y participaciones deriven de aquellos rendimientos gravados, les serán de aplicación las tarifas contenidas en el artículo (art 240 del ET modificado por el artículo 80 de la ley 1943 de 2018) así como también les serán de aplicación la retención mencionada en el párrafo anterior siempre que se haya disminuido el impuesto del artículo 240 del ET.

Novedosamente el artículo 50 de la misma Ley, introdujo una nueva retención del 7,5% sobre dividendos, aplicable a todas aquellas sociedades nacionales cuando reciban dividendos de cualquier año, mientras que antes de la publicación de esta Ley, la retención se realizaba en los dividendos a una tarifa del 20%.

Tales retenciones sólo se practicarán a la primera sociedad nacional que obtenga los dividendos a excepción de aquellas sociedades que formen parte de una organización empresarial registrada en la propia cámara de comercio; aquellas no se consideren entidad pública descentralizada o bien, aquellas que no estén sujeta al régimen general de las compañías holding colombianas.

En lo que respecta a los dividendos y participaciones percibidas por personas físicas o sucesiones no líquidas residentes, las modificaciones les afecta de la siguiente manera:

Cuando los dividendos o participaciones sean pagados o abonados en cuenta a personas fisicas residentes y a sucesiones no líquidas y, cuando tales cantidades correspondan a rendimientos considerados como ingresos no constitutivos de renta las tarifas que les serán de aplicación son las llamadas tarifas marginales contenidas en el artículo 242 del ET modificado por el art 27 de la Ley 1943 de 2018. A partir de 2019 dichas tarifas pasaron a tener sólo 2 rangos de 0% y del 10%.

La retención del 7,5% en lo referente a dividendos, será considerada como descuento sobre la renta para todos los inversores que sean personas físicas residentes en Colombia o en el extranjero.

En cuando a los dividendos y participaciones percibidos por personas físicas y sociedades no residentes les serán aplicables el 7,5% en concepto de Impuesto sobre la Renta. No obstante cuando los dividendos distribuidos correspondan a rendimientos que se hubiesen gravado a una sociedad nacional, se someterán a la tarifa general del art 240 ET.

Recientemente se han llevado a cabo una serie de aclaraciones que se han transmitido a través del Radicado Nº 10002094 del 14 de enero de 2019 tras las dudas que generaron tales modificaciones en lo relativo a estos impuestos aplicables a los dividendos y utilidades recibidos antes y después de la entrada en vigor de dicha Ley 1943 de 2018.

Estas aclaraciones vienen a explicar lo siguiente:

Si aquellos dividendos son de rendimientos recibidos previo al 2017, la ley aplicable y que los regulará, sería la ley 1819 de 2016. Estos dividendos no se encuentran sometidos al impuesto de renta, no siendo considerados ingreso de renta o ganancia ocasional.

Si tales rendimientos se perciben dentro de los años 2017 y 2018, serán gravados con  una tarifa del 5% o 10% conforme al art 242 del E.T.

A partir del 1 de enero de 2019 todos aquellos dividendos que se decreten serán gravados con una tarifa del 15% conforme a la ley 1943 de 2018, independientemente de que se generaran en el 2017 o posteriormente.

Este mismo tratamiento será de aplicación a la hora de capitalizar los rendimientos en acciones o cuotas de interés social. A Excepción de la disminución de capital y la prima de colocación de acciones.

Varias manos de distintos trabajadores con diferentes dispositivos se encuentran analizando distintas gráficas.
Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt