LA DEMOCRATIZACIÓN DEL DATO.

25 marzo 2019

La democratización de los datos es uno de los conceptos más poderosos que dan forma a la sociedad de hoy. No hace mucho tiempo, la recogida de datos, su almacenamiento y su análisis era, en su mayor parte, el trabajo de un pequeño círculo de personas altamente cualificadas

rostro futurista del que sale una cantidad de información o datos numéricos que se dispersan sobre un escenario nocturno en una ciudad.

Por ejemplo los investigadores utilizan métodos basados en las ciencias sociales para el análisis de las encuestas nacionales que generan información que los responsables políticos pueden utilizar para tomar decisiones, también se utilizaban modelos socio-económicos que permitían tomar decisiones censales o demográficas pero siempre por grupos de élites o investigadores.

Con los nuevos procesos de democratización de datos las cosas son muy diferentes, hoy en día las exigencias en formación y las barreras de acceso han caído, la nueva forma de interacción con la información evita que haya que partir de un conjunto de datos en bruto o requerir el software adecuado. Se ha evolucionado hacia la extracción del significado de los datos comprendiendo las limitaciones de la fuente.

Hoy en día cualquier persona con un dispositivo móvil puede acceder, crear, analizar y difundir grandes cantidades de información.

Esto es el mejor ejemplo de la democratización de datos. 

Esta transformación está produciendo una valiosa labor que mejora sustancialmente lo que se denomina el “bien público”. Existen movimientos que están generando eventos que exploran la relación entre la tecnología de la información, el espacio urbano, y el bien público en lo que actualmente se puede identificar como la era de los grandes datos.  

Si bien hay una serie de aspectos positivos de la democratización de datos, hay un conjunto de retos por abordar, muchos de ellos tienen que ver con el aseguramiento de que las inmensas fuentes de datos se utilicen sabiamente y de forma ordenada.

Lo que es importante y que se está expandiendo a grandes velocidades es la alfabetización de datos, dentro de los procesos de democratización de los datos significa ayudar a que los consumidores de información estén informados con la mayor exactitud posible de lo que están viendo, leyendo y utilizando.

Cuando los datos ya no fluyen a través de las manos de los expertos, deben venir con la alfabetización añadida de modo que los usuarios los puedan utilizar con sabiduría y en su beneficio. 

Aquí es donde excelia partiendo de lecciones aprendidas y con la estructuración de los Big Data ha realizado un esfuerzo importante dentro de los sistemas de democratización de los datos para mejorar la manera de utilizarlos y convertirlos en información útil, ya sea desde un Smartphone hasta en grandes entornos financieros basados en ERP´s, como pueden ser Microsoft Dynamics AX o Microsoft Dynamics NAV.  

Es importante recordar que el análisis de los datos es una ciencia y si estamos compilando un conjunto de ellos a partir de diversas fuentes o partiendo de las redes sociales, hay preguntas clave que debemos tener en cuenta:

¿es representativa la información de lo que estamos tratando de entender?

¿es lo suficientemente concluyente como para llegar a tomar decisiones significativas?

¿se están realizando las preguntas correctas, de la manera correcta, para hacer frente a lo que necesitamos saber?

¿Se conocen las limitaciones en cuanto a transparencia y posibles sesgos? 

Para ello estamos diseñando algoritmos de información de gestión empresarial que permita asegurar lo máximo posible la confianza en los resultados. La democratización de los datos puede ser una fuerza poderosa para el bien público y sin duda está transformando la sociedad y las aptitudes para la toma decisiones informadas.

CONTÁCTENOS

No estamos por aquí ahora. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible.

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt