México amplía plazo para implantar la facturación electrónica

23 noviembre 2017

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) de México ha ampliado el plazo para implantar de forma obligatoria el nuevo sistema de facturación electrónica hasta el 1 de enero de 2018.

“Algunos organismos y muchos contribuyentes expresaron grandes quejas, cuando originalmente el SAT pretendió que la nueva factura empezara a usarse de forma obligatoria el 1 de julio del presente año. Al ver las complicaciones de los cambios en los sistemas de facturación para el empresariado mexicano, el fisco otorgó una prórroga, permitiendo que la versión anterior, la 3.2, se usara de forma simultánea con la nueva, la 3.3, hasta el 30 de noviembre, pero el 1 de diciembre sería obligatorio el uso de la nueva factura”, contextualiza Salvador Moreno, Director LATAM de excelia.

Con la reforma actual, los contribuyentes podrán continuar emitiendo la versión 3.2 de la facturación electrónica hasta el 31 de diciembre de 2017 y, a partir de 2018, la única versión válida será la 3.3, lo que supone dotar de mayores facilidades a las empresas para adaptar sus procesos de cara a la normativa, así como la flexibilidad de la SAT para no considerar infracción hasta el 30 de junio de 2018 a todos los errores en el registro de la clave de unidad de medida o clave de producto o servicio.

Cabe recordar que la emisión de comprobantes con el Complemento para Recepción de Pagos será opcional hasta el 31 de marzo del 2018 y que el proceso de aprobación para cancelar facturas electrónicas entrará en marcha el 1 de julio del 2018.

La mejora del sistema de relación entre contribuyentes y SAT referentes a la facturación comenzó a mejorarse en 2016 gracias al diálogo entre asociaciones empresariales, entidades públicas y contribuyentes del sector privado. De hecho, el SAT ya informó en 2016 de las ventajas de hacer revisiones electrónicas para cumplir con las obligaciones fiscales.

La nueva factura electrónica conlleva muchos cambios para los contribuyentes: “Nuevos catálogos de productos y servicios, nuevas reglas de validación y el nuevo documento para la certificacion de la recepcion de pago, etc.”, apunta Salvador Moreno. Estos cambios implican un esfuerzo administrativo muy fuerte para los contribuyentes, explica el Director LATAM de excelia, ya que amoldarse a las obligaciones de la normativa requiere bastante esfuerzo, tiempo e inversión económica.

El SAT prevé que el nuevo sistema de facturación electrónica elimine en los próximos años las declaraciones informativas, reduzca las obligaciones relativas a la contabilidad electrónica y permita que las empresas cuenten con declaraciones mensuales pre rellenadas de IVA, ISR y IEPS.

El objetivo del sistema de facturación electrónica es modernizar y optimizar los procesos de facturación de forma que la relación entre el contribuyente y el SAT esté automatizada y sea más transparente.

Comparte este artículo
brasil-transferencias-digitalescolombia-informacion-financiera
¿Necesitas ayuda? / Need help?

¡Escríbenos! / Contact us!

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt