México comienza a facturar bajo la versión CFDI 3.3 en 20 días

13 diciembre 2017

Las empresas que no comiencen a facturar en México bajo la versión CFDI 3.3 el próximo 1 de enero se exponen al rechazo de facturas, y multas en el caso de los comercios que no hayan migrado a la nueva versión que entrará en vigor el próximo 1 de enero tras un “periodo de convivencia” que comenzó el pasado mes de julio, para poder trabajar tanto con la nueva versión como con la anterior.

La nueva versión 3.3 tiene la finalidad de mejorar la calidad de los datos, lo que ha obligado a las empresas mexicanas a adaptar sus operaciones para poder presentar los 22 nuevos formatos de estructura, 17 catálogos más y 46 reglas de validación.

Salvador Moreno, Country Manager de excelia en México, señala el fuerte esfuerzo administrativo que supone para las empresas adaptarse a la facturación electrónica porque “trae un montón de cambios, entre los que hay nuevos catálogos de productos y servicios, nuevas reglas de validación y el nuevo documento para la certificación de la recepción de pago“. En concreto, las novedades más destacables de la versión CFDI 3.3 respecto a la anterior son:

  • Más campos: Se han añadido 22 datos de información, incluyendo el uso de CFDI, régimen fiscal del emisor, número de registro tributario del receptor, uso de CFDI para el receptor…
  • Nuevos catálogos: Algunos de los más complejos son clave en unidades de medida, código postal y clave-producto-servicio, lo que implica elegir la clave del producto entre más de 50 mil códigos.
  • Reglas de validación: Se han incluido 46 reglas como RFC del receptor registrado, zona horaria basada en el código postal del emisor y régimen fiscal del emisor, etc.

Además, la nueva versión CFDI 3.3 viene acompañada del nuevo complemento de recepción de pagos que comentaba Salvador Moreno y que pretende solventar problemas detectados en años pasados como la falta de conocimiento sobre si una factura ha sido pagada o no, la cancelación indebida de facturas pagadas, la duplicidad de ingresos en facturación de parcialidades y las operaciones a crédito sin pago que se deduce y acredita.

De esta forma, el complemento de recepción de pagos establece el modelo de facturación para pagos posteriores o en parcialidades para simplificar y facilitar la conciliación entre estos pagos y las facturas.

Para evitar problemas, recomendamos pedir asesoramiento experto, mantenerse informado constantemente para que nuevas modificaciones no pillen a la empresa por sorpresa y mantener los sistemas actualizados para que sean compatibles con la forma exigida en la regulación.

Comparte este artículo
Peru-IGVPERT-Brasil
¿Necesitas ayuda? / Need help?

¡Escríbenos! / Contact us!

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt