Sistema legacy: cuándo dar el salto y migrar tu sistema tecnológico

01 septiembre 2020

Entendemos que vencer un sistema legacy para actualizar el sistema informático de la empresa es un proceso, cuanto menos, difícil. Sin embargo, en la mayoría de ocasiones, dar el salto para adaptarse a las nuevas tecnologías implica dejar de asumir los riesgos vinculados a ese sistema obsoleto y dar la bienvenida a todos los beneficios que están por llegar tras el cambio.

En este post queremos explicarte por qué es preciso dejar atrás la co-dependencia de un sistema legacy, cuándo es conveniente hacerlo y desde qué perspectiva hay que plantear la renovación de los sistemas IT. Un proceso que conlleva adaptarse a todo aquello que necesita la empresa para integrar plenamente en todos sus procesos la transformación digital.

¿De qué hablamos exactamente cuando nos referimos a un sistema legacy?

Un sistema legacy o heredado es un sistema, tecnología informática, aplicación de software o soporte tecnológico que, pese a que en la actualidad ha quedado totalmente desactualizado o en desuso, se sigue empleando en una organización y sigue siendo “necesario” para prestar un determinado servicio. 

Aunque existe esa creencia para los responsables de la organización de que “sigue siendo necesario”, lo cierto es que se trata de un sistema que ha dejado de contar con un soporte o mantenimiento. Por tanto, los riesgos asociados al uso del mismo pueden salir muy caros. 

Lo importante aquí es que este sistema, tanto de software como de hardware, puede migrar a uno nuevo o varios nuevos antes de que el actual deje de funcionar inesperadamente.

Migrar un sistema legacy: Un salto a lo seguro

Los sistemas legacy son difíciles de reemplazar, puesto que son críticos para la operación diaria y contienen información que, de ninguna manera, puede perderse. Normalmente quienes lo usan tienen muy asumido su utilidad, ya sea por desconocimiento de los sistemas actuales o porque aún no han contado con el tiempo y los recursos necesarios para la sustitución. Porque un nuevo sistema mejorará con creces la productividad.

Además, la razón más común por la que las empresas no reemplazan un sistema legacy es que aún no cuentan con las especificaciones técnicas para crear un sistema nuevo con las mismas características que el actual. 

Por qué es importante

El resultado final de despedirse de un sistema legacy siempre merece la pena. Con ello habremos reducido de manera exponencial los costes de mantenimiento y reparación. Pero, sobre todo, como empresa ganaremos competitividad, incrementando la productividad y mejorando todos los procesos implicados en el negocio. 

Cuándo reemplazar el sistema heredado en la empresa

No hay una única forma de implementar esta actualización. Quizás, el momento más oportuno para migrar un sistema legacy es, por ejemplo, cuando gran parte de la plantilla de trabajadores aún no ha regresado de sus vacaciones. 

De esta forma, sus actividades diarias, para las que dependen del sistema heredado, no tendrán que ser interrumpidas y no perderemos la temida productividad.

Otra tarea que no debe quedar pendiente es que, una vez instalado el nuevo sistema, con todo el histórico de la base de datos, cada miembro de la empresa debe estar convenientemente informado para hacer un uso eficiente del mismo. Incluso, es posible que ambos sistemas deban convivir durante un tiempo para llevar a cabo la transición de la mejor manera posible.

Si tienes dudas sobre cómo dejar atrás tu sistema legacy, en Excelia estaremos encantados de ayudarte.

Comparte este artículo
Análisis de Datos de Negocionotas de gastos
¿Necesitas ayuda? / Need help?

¡Escríbenos! / Contact us!

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt