Todos los sectores pueden obtener deducciones fiscales por innovación

20 diciembre 2017

“Todos los sectores son susceptibles de obtener deducciones fiscales, bonificaciones o subvenciones por innovación y, de hecho, cualquier empresa que cuente con un ERP o CRM que están evolucionando, está invirtiendo en innovación tecnológica”, apunta Javier Garballo, Socio Director de Acker, en el webinar ‘Además del I +D, ¿está la actividad habitual de mi empresa contemplada en posibles subvenciones o deducciones?’ que excelia ha celebrado el 19 de diciembre de 2017 junto a Acker & Partners.

Toda empresa que ha pasado la crisis y ha innovado en una manera u otra puede beneficiarse de deducciones fiscales. Por ejemplo, un equipo de informática de 2 o 3 personas probablemente estará trabajando en mejoras en la web y aplicación de la empresa, algo que ya se considera innovación tecnológica.

El webinar de excelia es un punto de partida para aprender a obtener recursos financieros de la actividad habitual centrada en la innovación tecnológica (iT) o Investigación y Desarrollo (I+D) que desarrolla la empresa. Hay que tener en cuenta que el I+D incluye productos, procedimientos, diseños y herramientas que sean diferentes en el mercado, aunque no hayan llegado a buen fin ni sea completamente nuevo; mientras que la innovación tecnológica hace referencia a las mismas herramientas que sean diferentes de los existentes en la empresa en el momento de su realización.

Los gastos o inversiones que se pueden incluir en las partidas para obtener bonificaciones son los relacionados directamente con el proyecto: el coste de empresa en personal interno, empresas colaboradoras que hayan participado en cualquier fase del proyecto, las amortizaciones de inmovilizado en maquinaria y licencias necesarias para el proyecto que siguen siendo útiles y los fungibles que se hayan destruido tras el proyecto, como es muy habitual en sectores químicos.

Las vías generales de obtención de recursos económicos por I+D+iT previas a la ejecución son las subvenciones (europeas, locales, autonómicas, estatales) y las bonificaciones a la cuota de la Seguridad Social para investigadores, mientras que las subvenciones posteriores a la ejecución son Patent Box y deducciones fiscales por inversiones y gastos en I+D o iT.

Deducciones

Las deducciones son un derecho que se aplican anualmente en la cuota de impuesto de sociedades durante un máximo de 18 años, por lo que generan un retorno directo. Para las empresas que no tengan impuesto de sociedades, pueden monetizar la deducción perdiendo un 20%. Las deducciones permiten recuperar un porcentaje de las inversiones entre el 12 y el 42%, en función de si el proyecto es de I+D o de iT.

Ésta es la deducción más segura que existe porque se certifica. Antes de presentar la deducción hay que enviar una certificación por una entidad acreditada por ENAC que cualifica y cuantifica el importe invertido. Además, se obtiene el Informe Motivado Vinculante y se envía la información al Ministerio de Economía y Competitividad (MINECO).

Bonificaciones

Las bonificaciones en la Seguridad Social por I+D+i son complementarias a las deducciones y alcanzan el 40% de la cuota de la Seguridad Social de personal incluido en los Grupos 1 ,2, 3 o 4 del RGSS con contrato indefinido o temporal de un mínimo de 3 meses de duración que se dediquen a tiempo completo y de forma exclusiva a actividades de I+D+i. La media de ahorro es de 3.000 euros anuales por empleado.

Subvenciones

Las subvenciones dependen de las características e importe del proyecto, las características de la empresa y sus necesidades financieras, y se pueden dividir en subvenciones a Fondo perdido que no hay que devolver, subvenciones de Financiación, que dan dinero muy barato a largo plazo y con carencias muy amplias, y subvenciones Mixtas.

Se distinguen dos grandes tipos de subvenciones según su formato: One-shot y Ad-hoc. Las One-shot requieren que la empresa se adapte a los requerimientos de la convocatoria con plazos ajustados, mientras que las Ad-hoc están más reguladas y se adecuan al proyecto de la empresa.

Lo importante es saber a qué subvención quiere dirigirse la empresa, qué pretende hacer la empresa y los recursos que necesita para poder llevar el proyecto a cabo porque siempre hay alguna subvención cercana a la que se puede optar.

Una de las principales conclusiones del webinarv de excelia es que todos los sectores pueden optar a beneficios fiscales por I+D e iT, por lo que cualquier empresa debería aprovechar que la legislación en el marco actual español es uno de los mejores de la Unión Europea tanto a nivel de incentivos fiscales como de subvenciones ya que permite recurrir a varias vías de obtención de recursos económicos.

Este seminario online forma parte del compromiso de excelia para dar a conocer nuestros servicios a través de contenido de calidad e interés. Por eso, excelia está desarrollando una serie de seminarios online y eventos gratuitos distribuidos a lo largo del año que tienen en cuenta las temáticas de interés del sector. El seminario ‘Además del I +D, ¿está la actividad habitual de mi empresa contemplada en posibles subvenciones o deducciones?’ está disponible en el siguiente enlace para cualquier usuario que desee resolver sus dudas respecto a la normativa.

SII-declaraciones-juradas-chileinversion-extranjera-india
¿Necesitas ayuda? / Need help?

¡Escríbenos! / Contact us!

¿No se puede leer? Cambiar texto. captcha txt